martes, 31 de marzo de 2009

NADIE SABE PARA QUIEN TRABAJA



Me acuerdo que era la fiesta de año nuevo, estábamos Carlitos, David, Alejandro, Jonathan, Milagros, Diana, Rosa y Yo tomando unas cervezas en la casa de uno de ellos, cuando de pronto llego Sharon con su amiga Norma, estaban algo bebidas, las invitamos a pasar y nos pusimos a tomar con ellas. Sharon era la clase de mujer que todos queremos de vecina, aunque tenga marido, no era razón para que todos los chicos del barrio la deseáramos, sus pechos eran bastante agraciados, sus caminar decía que tenia todo en su lugar, los chicos solo fantaseábamos con ella, aunque en noches como esta, deseamos que los tragos hagan su trabajo y cuando la sangre se ponga caliente, intentar suerte con esa mujer que nos volvía locos a todos.

Pero ella siempre paraba con su amiga Norma que se dedicaba espantar a los chicos que se acercaban con oscuras intenciones. Pensábamos que era una buena amiga, enviada por su marido para que le cuide las espaldas, así que respetamos su papel. Pero esa noche era fin de año y no había limites a la hora de tomarnos los tragos, Sharon estaba mas coqueta que de costumbre, bailaba con todos y se reía de nuestras bromas en doble sentido, mi amigo Carlitos, que es el mas mala leche del grupo, se le había pegado como un chicle. Fue entonces que llega a la fiesta Cesar y su amigo Rubén, estaban ya ebrios y con ganas de “levantar carne”, pusieron la puntería sobre Sharon al verla empilada por los tragos, algo que nos incomodo a todos los que ya estábamos ahí, iniciándose una disputa entre todos los chicos, para saber quien seria el que dispare su artillería contra nuestra vecina de pechos voluptuosos. Hablando con Cesar pudimos llegar a un acuerdo y logre que se vayan a otro lado a buscar “pescaditos” porque las chicas de ese lugar ya estaban apartadas.

Fue un poco dura la rencilla entre los chicos, que Norma se dio cuenta que queríamos caerle a su amiga, supo lo que tenia que hacer, así que tomo sus cosas y se llevo a Sharon a otro lugar a seguir celebrando. No pudimos hacer nada para que cambien de idea, se subieron al auto negro de Norma y salieron con otros rumbos. Ya eran las 4 de la mañana y se había acabado el trago, Carlitos y yo salimos a buscar una tienda donde poder comprar mas cerveza. Pasamos varias calles, cruzamos algunos parques oscuros, y en uno de los parques pudimos ver el carro de Norma estacionado detrás de los árboles, como estábamos con las cervezas en la mano, Carlitos quiso acercarse para invitarle unos tragos y seguir celebrando con ellas metidos en el auto. La sorpresa fue grande al ver de cerca esa escena, Sharon y Norma estaban recostadas en el asiento de atrás, casi desnudas y dándose amor como dos gatas en celo. No las interrumpimos, no teníamos derechos de hacer eso, solo seguimos nuestro camino con una reflexión sobre las amistades y las oscuras intenciones que hay detrás.

Ya regresando a la casa de mi amigo, buscamos a Cesar y Rubén para hacer las paces y echarnos a reír por el desenlace siniestro que ha tenido la noche, estábamos encontrando explicaciones para lo que vimos en aquel parque, y entre tanta cerveza junta, celebramos la amistad, la lealtad y le dimos fin a un año lleno de sorpresas.

1 comentario:

OSCURO Dr. JACK dijo...

puta mare que ricoooooo!!!, porque no seguieron la escena tomando con ellas o la hubieran extorsionado pes para que aflojen chissss...