miércoles, 1 de abril de 2009

FRASES MEMORABLES I



Mi amigo Luís, mas conocido como ”El Oso” tenia buen tiempo insistiendo a su pareja para tener relaciones por un “lugar inadecuado”, su pareja Mónica, también amiga mía le ha dicho que nunca aceptara, que ni en sueños lograra convencerla, porque ese lugar no es para eso y hay que respetar nuestra naturaleza. Mi amigo ah recurrido a mi a pedirme consejos y yo le di el consejo mas rustico de todos pero no por eso menos efectivo: “Cuando una mujer diga que no… dale mas trago”.
Una noche Luís y Mónica se van a un hotel y piden unos tragos, empiezan sus sesiones amatorias sobre la cama y se envuelven entre las sabanas para rebuscarse nuevos placeres, a medida que pasa la noche, cuando Luís esta dispuesto a profanar aquel lugar tan prohibido por su compañera, esta lo coge de los cabellos y lo amenaza con dar por terminado el encuentro, Luís viendo lo difícil que se pone la noche y sabiendo que corre el riesgo de que se suspenda la pichanga, pide mas tragos a la recepción del hotel y sigue en lo suyo.
Eran las 3 de la mañana, Luís estaba muy ebrio y su pareja andabas mas encendida que de costumbre, había botellas de licor por toda la habitación, condones y la ropa regados por el piso, es cuando mi amigo intenta disuadir a su amante, tocando con sus dedos, aquella parte de su cuerpo donde no ha podido habitar, para sorpresa de Luís, su chica se siente sobre excitada y le pide que termine de una vez con esa prohibición, se pone en una pose sugerente, lista para ser sometida a los mas bajos placeres de mi amigo. Luís se siente emocionado, piensa que por fin se dará el gusto, pero recuerda que ha bebido mas de quince botellas de cerveza, que se ha revolcado con su novia desde hace tres horas y que ya le quedan pocas fuerzas y voluntad. Ante los gemidos de Mónica que le decía: “Ya Luís, hazlo ya”, “Por atrás Luís”, “Dame por atrás”, mi amigo cansado, destruido y adormilado solo logra soltar una frase: “No puedo, estoy cansado” y cae desplomado sobre la cama para quedarse dormido en instantes.
La noche termina con mi amigo tendido como un niño sobre las sabanas y Mónica enojada e insatisfecha con lo sucedido, ella se viste, sale del hotel sola y toma un taxi para su casa, Luís solo se lamenta y se siente un inútil al día siguiente, yo lo consuelo y le digo que eso sucede hasta en las mejores familias.


1 comentario:

OSCURO Dr. JACK dijo...

NO PUES, JUSTO CUANDO AFLOJO SE QUEDA DORMIDO, MMM NO HAY OTRAS OPORTUNIDADES CHIS.