viernes, 26 de junio de 2009

UN MUNDO SIN MUJERES

Digamos que en un futuro no exacto, llego una enfermedad que no tuvo piedad de las mujeres, una especie de virus al que los hombres somos inmunes, pero que al ser padecida por una mujer, estas a las pocas horas, no pueden asimilarlo y empiezan a sangrar por las orejas, pierden el habla y con el transcurrir del día dejan de respirar y caen desplomadas al piso para no ser resucitadas ni siquiera con un vale de liposucción gratuito en la clínica mas cara de la ciudad. A esta enfermedad lo científicos lo llaman: Inteligencia.
Con toda la especie femenina extinguida, ya que nadie logró salvarse, pese a vacunas y antídotos creados por ellas mismas (vaya atrevimiento, alguna vez hicieron algo bien??), solo quedaron hombres en la faz de la tierra, entonces como siempre, la humanidad estuvo a cargo de nosotros, tomamos las prevenciones necesarias, hicimos algunos ajustes a nuestras rutinas y esto fue lo que ocurrió en un mundo donde ya las mujeres se convirtieron en cosa del pasado.
Volvímos a nuestros orígenes, empezaríamos a vivir en cuevas, escondiéndonos del sol maldito, esperando la noche para hacer nuestras vidas.
Los bares estarían llenos los siete días de la semana, los estadios, los hipódromos, los billares y demás centros de distracción harían mucha fortuna, ya que el dinero que destinamos para flores, chocolates y serenatas seguirá en nuestras billeteras, listos para ser derrochados con total descaro.
Nos haríamos cuatrocientas pajas al día, ya que es el número de veces que pensamos en sexo, desde que nos despertamos hasta quedarnos dormidos sobre un charco de babas y revistas de dudosa moral.
Todos nos volveríamos obesos, calvos, con una barba que nos llegaría hasta las rodillas, unas piernas más flacas que Marilyn Manson, el cabello greñudo y usaríamos toda la ropa del mismo color, ya que no tendríamos la necesidad de querer impresionar a alguien, todas nuestras rutinas se volverían mas simples.
Las empresas de perfumes, jabones, pasta de dientes, cremas para la piel y detergentes quebrarían por completo, se pondrían a vender pornografía para saldar sus deudas o en la mayoría de los casos, para volver a ser millonarios.
A los tres años ya andariamos por la vigesima cuarta Guerra Mundial, ya que nunca aprendimos a pedir las cosas, siempre fue con violencia y malas mañas. No existirian paises chicos, todos habrian sido invadidos y apropiados por los paises grandes (para variar).
Finalmente, producto de nuestros desechos químicos tirados al mar, a las toneladas de cigarros que nos fumaremos al día, las latas de cerveza, la cantidad de basura que quemaremos en nuestro patio (pues siempre fuimos muy haraganes para reciclar) le haremos un hoyo tan grande a la capa de ozono, que en menos de cincos años nuestra especie será calcinada por los rayos ultravioleta, quedaremos reducidos a cenizas, pero con la alegría de haber vivido felices y a nuestra extraña pero dulce manera de hacer las cosas.

3 comentarios:

OSCURO Dr. JACK dijo...

joder tio ese si que es un sueño jajajaja

Mistik dijo...

Se nota que te jodieron el corazon... debe haber dolido... tranquilo, todavia te quedan mujeres "sin virus" para que te hagan caso... saludos jajajaa

Trovadicto dijo...

jajaja
tomalo por el lado amable.
Mira que deje demostrado que ambas especies estarian estinguidas si existieran solas.
un abrazo Mistik, gracias por leerme.