jueves, 8 de octubre de 2009

UN LOBITO DOMESTICADO


Y por fin llego mi tangamandapiana, fue una mañana de octubre que piso suelo peruano y me dio un gran abrazo, de esos que un lobito como yo, no anda muy acostumbrado. Me propuso llevarme a pasear por Ica, Arequipa y el infaltable Cuzco, asi podrian cumplir su meta, pisar el suelo frio e historico de Machu Picchu.


Habia que alistar maletas, no podia faltar los accesorios que urgen en viajes como este. Asi que la noche anterior me fui a la farmacia con mi amigo Cesar a comprar lo que me haria falta, la lista ya estaba hecho, mi bolsa de primeras necesidades consistia en una caja de condones con espuelas, otra con retardantes y otras de cortesia (de las que la hermana de Cesar promociona en su trabajo), unos lubricantes, un anillo vibrador, unas peliculas XXX y dos viagras para que la noche no pueda fallar. Quise comprarme unos lentes infrarrojos por si le gustaba hacerlo con la luz apagada, pero pense que luego pensaria que soy un degenerado (y creo que aún no es tiempo de mostrar ciertas taras o defectos), en fin.


Subimos al bus un domingo por la noche, llegamos a Ica en la madrugada del lunes y nos hospedamos en un hotel con piscina, a primera hora salimos hacia los desiertos de la laguna de Huacachina. Lo peor del dia fue que al lanzarnos de la cima de una loma, mi tangamandapiana sufrió un accidente que le dejó inflamada toda la pierna derecha, a lo que se le agrega todos los moretones que adornaban su cuerpo, le dolia hasta cuando pronunciaba su nombre, eso era una mala señal, el peor de los pronosticos estaba por darse unas horas despues: "No iba a haber sexo por varios dias".


No soy un tipo paciente, no me soporto ni a mi mismo y a veces hasta llego a odiarme cuando me veo en el espejo. Pero aquella noche cuando pude verla tan triste, tan asustada y tan moradita producto de los golpes, me detuve a recostarme sobre sus piernas, le dije que todo iba a estar bien, que esas cosas suceden, mientras escondia la bolsa de la farmacia que contenia mis implementos de "primera necesidad", le dije que la queria, como solo puede querer un lobito feroz, con lo poco que le queda en el corazón.

4 comentarios:

Noelia dijo...

ajjajaja Oye se le infló una pierna??? No me digas que era una muñeca!! jajaj para mi que tu Tanga miró la bolsa y se hizo la enferma!!


Saludos Lobo

Noe

LA VAMPIREZA dijo...

jajaja!!! mi poeta adorable!!! no faltara oportunidad para que uses tu bolsa de primeros auxilios,por lo menos te mostraste mas humano que de costumbre !!! jejje besos y mordidas

OSCURO Dr. JACK dijo...

jajaja, se te quemo la pelicula, jijijiji, ni modo a darle con la mano jajajajaja.

Noelia dijo...

Hola hay un juego para vos en mi blog!!

Saludos

Noe