domingo, 23 de mayo de 2010

LOS LOBITOS TAMBIEN LLORAN


Nunca lo he dicho, pero si yo he tenido que trabajar en un lugar que me incomoda con una ropa que odio y en un horario que aborrezco, era por una razón muy poderosa. He querido juntar todo el dinero que pueda para poder pagar mis pasajes a México y buscar a mi tangamandapiana. Llámenme idiota, demente o cursi, pero ella es la persona que mas me ha querido en mi vida, y siempre sentí que yo no di la talla, que nunca la pude amar como ella se merecía.

La tangamandapiana siempre pensó que yo algún día me subiría a un avión y llegaría en su búsqueda, Eso nunca sucedió, pero no fue porque yo no haya querido, sino porque nunca tuve el dinero suficiente para pagar ese viaje, Soy solo un chico soñador pero de clase baja, mi meta nunca fue ganar dinero, siempre se lo dije, lo único que quería era escribir y vivir el presente como si fuese una burbuja de jabón a punto de explotar. Obviamente las mujeres ya no buscan tipos así, mi especie se ha devaluado considerablemente y esta cerca de extinguirse. Sin embargo ella me acepto de principio, pero yo sabia que en algún momento se iba a cansar de mí y se iba a dar cuenta que no merecía estar con alguien como yo. Es por eso que cuando se marchó de mi vida lo acepte aunque por dentro me estaba muriendo.

Los meses han pasado y cuando al fin pude juntar algo considerable, los boletos de avión subieron a una cantidad que ya no pude pagar. Me sentí impotente, como si todo esfuerzo que hago fuera en vano, como si ser pobre fuese una maldición que no termina. Sin embargo una luz se asomaba al final del camino, aquella hermosa chica de la agencia de viajes me ofrece un folleto con una oferta nada desagradable, era un viaje a Cancún por cuatro días y tres noches con todo pagado.

Dicen que Cancún es el mejor lugar del mundo, todo un paraíso fascinante con las playas más bellas que cualquier mortal quisiera conocer. No lo pensé dos veces y llame a mi tangamandapiana para decirle la buena noticia, le dije que aliste sus maletas y vaya a Cancún, que yo la estaré esperando con el corazón en la mano, con los brazos sedientos de tocar su espalda y mi ganas de acariciar su cabello bajo esas hermosas tardes de sol. Pero ya ha pasado mucho tiempo desde aquella historia que vivimos, ella ya no es la misma, como que se volvió mas cobarde después de aquel accidente que tuvo, ya no desea hacer más locuras por alguien como yo. Ella no acepto mi proposición, pero me dijo que de todas maneras haga ese viaje, que me va a gustar estar en Cancún, que no desaproveche esa única oportunidad de mi vida. Yo le dije que no deseo ir a Cancún si no esta ella esperándome, que no me importa si es el paraíso que todos sueñan, que yo siempre sentí que el “mejor lugar del mundo” era a su lado, en los brazos de mi quería tangamandapiana.

Le confesé mi plan de juntar dinero todo este tiempo, pero que ya se me acabaron las posibilidades, que no podré ir a su ciudad porque ya no tengo mas dinero, que esta iba a ser la ultima oportunidad de volvernos a ver, porque en pocos días se iba a vencer mi permiso para poder entrar a su país (malditas leyes mexicanas). Pero ella no quiso saber mas de mis esfuerzos, solo atino a decir: “Quizás sea mejor dejarnos ir, olvidar lo que vivimos porque ya no sucederá”. Cuando me dijo eso, sentí que mis sueños de verla una vez mas, de darle ese abrazo que siempre soñé, estaban agonizando y no había forma de cambiar el destino. Cuando le colgué el teléfono, noté que una lágrima estaba cayendo por mi mejilla, nunca mas iba a volver a ver a la mujer que mas me ha querido, nunca jamás iba a poder cobijarme en sus brazos, sentirme humano de nuevo, ser algún día lo que soñamos juntos.

Quizás sea el destino que juega a ser dios, talvez dios aun no ha aprendido a ser Skakespeare y no sabe escribir historias de amor, lo único que sé es que mi vida tendrá un antes y un despues de la tangamandapiana. No se si soy un lobito feroz o un ser humano que llora y sangra cuando lo pinchan, ya nada sera igual a partir de ahora. Estan jugando ajedrez con mi vida, a ese que mueve las piezas solo me queda decirle.... MATA A SU REINAAAA PARA EMPAREJAR LA PARTIDA!!.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Curiosamente navegaba por internet buscando una imagen que represente un texto que excribi para publicar en mi blogg, cuando me encontre con un lobito que tambien llora... me detuve observar la imagen porque me gustan mucho los lobos, siendo que tienen algo del alma humana cuando buscamos nuestros aullidos internos, pero para mi mayor sorpresa comence a leer el texto adjunto y me asombro mucho. No se si lo que escribas sea lo que te ha sucedido, pero tus letras suenan muy real, muy profundas y llenas de contenido. Me gusta como escribes, porque ademas, me identifico en el aspecto de lucha y el anhelo de vivir el presente con el corazon.
Simplemente te digo, sigue escribiendo, lo haces de maravillas, ademas llevas la luz en tu interior... sacala! e ilumina a quienes se crucen por tu camino!

Lore.

Trovadicto dijo...

Gracias Lore, pues las cosas casi casi suceden como las cuento. le cambio fechas, lugares y a veces nombres. Pero la esencia esta ahi.
Que bueno que te haya gustado, a ver si un dia me enseñas tu blog para echarle un ojo.
te dejo un abrzo.

Anónimo dijo...

Pues, si tus palabras contienen las verdades de tu corazon, mejores son!
Por supuesto que muestro mi blog! www.unpaseoporelcorazon.bligoo.com

Cuando quieras, en mi rincon eres bienvenido!
Un abrazo,
Lore.