jueves, 28 de enero de 2010

UN LOBITO EN APUROS


Estaba de lo más tranquilo charlando en el msn con mi tangamandapiana, hablando del clima, de los ajetreos del trabajo y los planes para el fin de semana. No sé en qué momento salió a relucir el tema de este blog. Ella se ha enojado conmigo por una entrada que puse, no le ha gustado para nada lo que conté en “la teta asustada”, me ha dicho muchas cosas feas, le explique que solo era una sencilla exageración de los eventos, que no estoy tan loco como lo suelo contar. Pero ella sin medir las consecuencias me ha lanzado un par de bombas que han estallado en mi cara, me dijo: “No me gusta entrar a ese blog por la sarta de estupideces que dices ahí, no puede ser posible que digas tantas tonterías para divertir a unos cuantos que te leen”. Esto ha confirmado dos cosas que siempre andaba sospechando: primero que no soy bueno escribiendo (y cuando lo hago siempre escribo estupideces) y segundo que casi nadie entra a leerme en este blog (seguramente por la afirmación anterior). Le dije que no se enoje conmigo, que en ningún momento dije cosas feas de ella, ni la ofendí intencionalmente, pero ella me lanzo otra frase que me desnudaba totalmente como pareja: “es que tu no entiendes nada”.

No creo haberlo dicho, pero yo hace muchos años que no tenia novia, andaba viviendo la vida sin complicaciones, sin tener que pasar discusiones como esta, al mínimo reclamo de alguien, era como firmar su carta de despedida, las peleas de pareja no eran mi campo, yo evitaba toda relación que pueda cambiar el ritmo al que estaba viviendo, como decía mi amigo Lecherote: “mientras menos te jodan es mejor”, lo vociferaba en tono sonriente pero jodido por el alcohol y el desvelo. Quizás por vivir así como que he perdido la forma y no entiendo ciertas reglas que una pareja debe de tener. Y lo digo en serio, hay muchas cosas que no tengo la menor idea de cómo se hacen, parezco un novio principiante.

Yo quiero mucho a mi tangamandapiana, eso lo saben Lucia, la vampirita y cualquiera que haya charlado conmigo en más de tres ocasiones, la quiero porque me aceptaba tal y como era y porque me ha tenido mucha paciencia. Pero a veces pienso que el amor es como un crédito en el banco y que uno va gastando cada centavo conforme a las tonterías que va cometiendo, llega el momento en que el banco cerrara tu cuenta y te tienes que ir a la calle. No sé qué pasaría si ella me dejara de querer, quizás regrese a mi antigua vida, ya que no soy bueno para otra cosa. A veces siento que he evolucionado un poco con ella, que soy mejor persona, pero que aun así no es suficiente, porque ella merece alguien mejor que yo. Estoy lleno de tantos defectos y daños emocionales que no se si algún día pueda ser el hombre que ella desea. Pero a pesar de todo yo quiero seguir intentándolo, quiero darle más alegrías que corajes, aunque eso signifique dejar de escribir en este humilde blog, que al fin de cuentas, son solo una sarta de tonterías que casi nadie lee.

Mi celular no suena desde anoche, mi bandeja está vacía y no hay señales de que ella quiera saber de mí, mientras tanto me ocupo de cosas que puedan distraerme, como salir con mis sobrinos, jugar en la computadora con mi hermana o ver al Dr. House tratando mal a todo mundo, y tal vez imaginar que aquel viejo solitario, cabróncillo y enojón me señale con su bastón y me diga: “Esto es lo que te espera maldito”.

1 comentario:

OSCURO Dr. JACK dijo...

pucha man, ya se veia venir tarde o temprano se iba a molestar pero ella debe comprender que eso es tiempo pasado, y que solo es pa los amigos nada mas.